Una de las grandes noticias que esta situación nos ha dado es la unión de la comunidad maker para ayudar. Te contamos cómo lo están haciendo.

Ante la situación tan excepcional en la que nos encontramos, en el 2020, con un enemigo silencioso que se propaga de manera exponencial a lo largo de todo el globo, para el que no estábamos todo lo preparados que deberíamos y que ha llevado a una situación que ha obligado a tomar medidas que frenan todo el sistema económico, mercantil, industrial y estatal como lo conocemos.

A todo esto, se suma un sistema sanitario saturado, sin suficiente capacidad de asistencia para todos los pacientes poniendo en manifiesto que las diferentes organizaciones y estados no están preparados adecuadamente para una crisis de esta envergadura.

Pero no todo van a ser malas noticias…

Toda esta borrasca trae de lleno algunas lluvias esperanzadoras con ánimo de cambiar el mundo.

En las últimas semanas hemos visto los mapas de satélite de la Agencia Espacial Europea ESA que mostraban como la contaminación había disminuido en China y en Italia, los dos países que empezaron a adoptar las primeras medidas de confinamiento debido a la pandemia del Covid-19.

Basándonos en las observaciones del satélite Copernicus Sentinel-5P, nos muestran fuertes reducciones en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en las principales ciudades de nuestro país como son Madrid, Barcelona Sevilla o Valencia, que han llegado a caer hasta un 80%, comparando los niveles de concentración de dióxido de nitrógeno durante el mes de marzo de 2019 y durante el periodo del 14 al 25 de marzo de 2020, es decir desde que empezó el estado de alarma y se confinó a la población en sus casas.

Contaminacion

Nos hemos encontrado con falta de previsión en esta crisis, pero no ha faltado iniciativa, capacidad organizacional, empeño, vocación o sentido del deber para ayudar.

La iniciativa ciudadana, brilla con luz propia

Empezando por el sistema sanitario, servicios locales en nuestras comunidades o municipios como los servicios de limpieza o bomberos, el sector alimenticio que más que nunca unen esfuerzos junto con los transportistas para que nuestros supermercados estén abastecidos, los servicios energéticos y de telecomunicaciones que nos informan y nos mantienen comunicados en esta batalla junto con las fuerzas armadas y la policía, que velan por nuestra seguridad, y por ultimo pero no menos importante la flexibilidad de adaptación de las empresas que aprovechan sus capacidades y recursos para aportar nuevas soluciones al sistema sanitario.

sistema sanitario

La comunidad maker, al rescate

Otra de las principales noticias, ha sido la multitudinaria actuación y colaboración de los ciudadanos makers, que se han sumado con diferentes iniciativas a la sufragación por la lucha de esta crisis.

La comunidad ‘maker’ es un movimiento de individuos apasionados por destripar la tecnología (moderna y tradicional) para usarla, con espíritu crítico, en todo tipo de proyectos, universales y personales, grandes y pequeños, ambiciosos y ociosos. Es una comunidad que, pese a no ser muy conocida por el gran público, está muy consolidada en España especialmente a partir de la popularización de las impresoras 3D.

Durante esta crisis, están jugando un papel muy importante con la aportación del diseño y fabricación de productos sanitarios utilizando las impresoras 3D para producir viseras anti salpicadura, válvulas para los respiradores asistidos y Equipos de Protección Individual (EPIs).

Quizás el primer ejemplo de ello son las pantallas protectoras que se ha convertido en el producto estrella de fabricación en el confinamiento maker. En un primer momento no figuraban como elemento de posible aportación de esta comunidad al sistema sanitario debido a restricciones homologativas.

Sin embargo, la capacidad resolutiva en el diseño de los primeros creadores ha despejado poco a poco las incapacidades de su viabilidad, comprobando que efectivamente eran productos sumamente útiles y de fácil fabricación por las comunidades pudiendo retroalimentarse con grandes resultados de los diferentes servicios básicos, no solo sanitarios.

Es por ello que, a raíz de esto, desde sus casas miles de makers están fundiendo filamento sin parar con sus impresoras 3D personales y cortando acetatos. Apoyados por muchas empresas, asociaciones y particulares que han querido sumarse donando materiales. Se han formado equipos organizados por territorios cuya misión está siendo gestionar la logística de aprovisionamiento y, muy especialmente, de distribución de los equipos a las autoridades sanitarias y a otros usuarios.

Por supuesto también hay que tener en cuenta los diferentes makers ajenos a la impresión 3D que con herramientas como una máquina de costura han echado una mano cosiendo y elaborando mascarillas para los diferentes servicios necesitados.

Un excelente ejemplo de capacidad autoorganizativa

Si algo cabe resaltar de todo esto, es que la capacidad organizacional y colaborativa ciudadana junto con el sentir humano de todos los trabajadores, gana una vez más al poder de las organizaciones gubernamentales, que se han visto sobrepasadas por la propagación de esta pandemia cerrando escuelas, parques, conciertos, teatros, bibliotecas… ante la falta de anticipación, obligando a las comunidades a quedarse en casa, pero no de brazos cruzados, sino generando su propios recursos culturales frente a esta crisis, apoyando a toda esa gente que se enfrenta al riesgo en esta pandemia por salvarnos a nosotros mismos, pudiendo ver que una vez más todos juntos sumamos siendo más fuertes, y que el valor de las cosas muchas veces reside en las capacidades que nosotros mismos podemos aportar en toda esta lucha.

Imagen de portada: Photo by ZMorph Multitool 3D Printer on Unsplash

Artículos recientes que te podrían interesar

Cómo hemos adaptado el programa para startups a remoto

Cómo hemos adaptado el programa para startups a remoto

Cómo hemos adaptado el programa para startups a remoto 👨‍💻🌐Tras anunciar las tres startups ganadoras de la 3ª edición del programa para startups, MiCappital, Hola Lucas y Card Dynamics, hemos trabajado en las pruebas de concepto de manera remota. El programa para...

Cómo hacer un test de usuario y que salga bien.

Cómo hacer un test de usuario y que salga bien.

Los test de usuario son una de las herramientas más potentes para obtener feedback. (Si se hacen bien). Os contamos cómo 👇Una de las tareas probablemente más complicadas y que muchas veces se subestima porque pensamos que es algo que todo el mundo sabe hacer, es...

Aplicaciones para colaborar en remoto

Aplicaciones para colaborar en remoto

Diseñar en remoto puede ser complicado, pero gracias a aplicaciones como Miro y Mural, podemos trabajar en equipo de manera sencilla 👇El trabajar en remoto, no quita que continuemos necesitando desarrollar nuevos conceptos, ideas o proyectos con nuestros compañeros de...