Tendencias tecnológicas para 2020

2020 acaba de empezar, y hay ciertas tecnologías que actualmente están en boca de todo el mundo, y que continúan (ya desde 2018 lo venimos diciendo) estando de total actualidad.

El lado «autónomo» de las cosas.

https://images.unsplash.com/photo-1553260188-75a8d6205b6c?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Conseguir que los elementos inertes se conviertan en inteligentes es realmente una de las mayores tendencias que estamos viendo en estos últimos años. Desde el vehículo autónomo pasando por el hogar conectado, o las «Smart Cities».

Poco a poco empiezan a verse soluciones de las principales marcas fabricantes de dispositivos para el hogar, como por ejemplo esta nevera que te pide automáticamente la comida, o termostatos que regulan la temperatura en función de si estás en casa o no. Otras soluciones como los enchufes inteligentes o los asistentes como Alexa, Google Home, etc ya se han convertido en «commodities» que han llegado a los hogares de la mayoría de gente como un primer paso a los «hogares conectados».

Poco a poco empieza a verse un avance en este tipo de tecnologías enfocadas al consumidor final, que buscan que incorpore la mayor cantidad de dispositivos conectados para generar la mayor información posible. Sin embargo esto plantea un riesgo inherente de los dispositivos conectados: la ciberseguridad.

Ciberseguridad: Despertando la conciencia

https://images.unsplash.com/photo-1548092372-0d1bd40894a3?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

La ciberseguridad se posiciona como una de las tendencias que creemos aumentará este año. Con la gran cantidad de dispositivos conectados que existen y los recientes escándalos de ciberseguridad de grandes empresas, cada vez empieza a despertarse una mayor consciencia en cuanto a la necesidad de protegernos frente a los ataques externos.

Soluciones que protejan tus dispositivos, tu hogar conectado o tu teléfono así como medidas de mitigación de riesgos, como puede ser DooingIT, startup de nuestro programa de aceleración, serán cada vez más comunes, tanto entre las grandes (y no tan grandes) empresas, como en los particulares.

 

Desarrollando la inteligencia artificial

https://images.unsplash.com/photo-1535378273068-9bb67d5beacd?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

El 2018 cierra con avances en el campo de inteligencia artificial que cada vez están más cerca de de mejorar la calidad de vida en nuestro día-a-día. Perfecto ejemplo de ello es Amazon Echo, el altavoz inteligente con asistente virtual Alexa, y ofertas similares de Apple y Google. El 2019 no será el año donde nos cruzaremos por la calle con coches completamente autónomos, pero sin duda veremos avances muy importantes tanto el desarrollo mismo de la tecnología, en su mayor democratización, así como en su utilización como herramienta en muchas otras áreas. Igualmente veremos en 2019 un creciente debate sobre las implicaciones éticas de la inteligencia artificial y los riesgos que supone.

Recordamos que la inteligencia artificial es el paradigma informático necesario cuando los modelos de programación no se ajustan al clásico esquema de programación con bucles y IF-THEN-ELSE, ajustándose perfectamente a las situaciones donde se trata de aliviar a humanos de tareas repetitivas y tediosas que una máquina, dado el siempre creciente poder de cómputo, puede realizar más rápida y eficientemente.

En el 2019 seguiremos viendo avances importantes en la capacidad conversacional de chatbots y agentes virtuales, en la capacidad visual a través de reconocimiento de imágenes, en la movilidad de bots, y sobre todo en la adopción de técnicas de inteligencia artificial en más áreas de medicina, comercio, gobierno, y servicios financieros.

Tecnologías Inmersivas. AR, VR, MR

https://images.unsplash.com/photo-1478416272538-5f7e51dc5400?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Cada vez parece más evidente que las tecnologías inmersivas, como la realidad virtual, encuentran su hueco de mercado dentro de las empresas. La apuesta de Apple por la realidad aumentada con su ARKit así lo demuestra, convirtiendo lo que hace unos pocos años estaba reservado a unos pocos a algo que pueden utilizar en su día a día.

Nos encontramos en una etapa de masificación de estas tecnologías, con casos de éxito como pueden ser Pokemon Go (50 millones de usuarios en 8 segundos) y que ha llegado a colapsar ciudades enteras debido a buscar las localizaciones de los mejores pokémons, o los filtros de Snapchat, que convierten a la realidad aumentada en algo al alcance de cualquiera.

En el ámbito profesional, la VR se ha convertido en estándar entre los estudios de arquitectura, de diseño o inmobiliarias, haciendo posible que los futuros inquilinos de una casa, consigan generar una inmersividad total dentro de ella, sin llegar a estar fabricada. Es por lo tanto una herramienta que permite crear nuevas profesiones especializadas en la producción de este tipo de contenidos, llegando incluso a convertirse en una atracción para niños dentro de parques de atracciones.

En otros campos como la medicina, se ha convertido también en un gran aliado a la hora de estudiar situaciones o de poder visualizar de manera más «realista» situaciones complejas, llegando a ser de ayuda en operaciones complicadas. También llega a la industria, donde líneas enteras de montaje utilizan las Hololens de Microsoft para facilitar las tareas de trabajo.

Poder pilotar un drone o conducir un vehículo en cualquier otra parte del mundo es posible desde el salón de tu casa y gracias a esta tecnología. Del mismo modo que lo hace la NASA, que consigue gestionar con mucha más eficiencia e inmersividad las acciones de un robot en una plata lunar, espacial o subacuática.

El futuro de este tipo de tecnologías es prometedor, siendo adoptado por grandes compañías y llevándolo al mercado de consumidores global.

Blockchain.

La tecnología de libro mayor distribuido será sin duda una de las palabras tecnológicas más escuchadas en el 2020, un año con varios hitos relevantes para los actores principales del ecosistema.

El año comenzará por uno de los hechos destacados del funcionamiento de Bitcoin: el Halving cuando la cadena de Bitcoin llegué al bloque 630.000, sobre el 13 de mayo de 2020, se producirá un nuevo Halving de la criptomoneda de referencia. Esto, planeado por diseño de la criptomoneda, disminuye la recompensa que obtienen los mineros como premio a la generación de nuevos bloques, pasando 12,5 a 6,25 bitcoins por bloque. Veremos cómo reacciona el mercado a esta nueva situación.

https://images.unsplash.com/photo-1561451213-d5c9f0951fdf?ixlib=rb-1.2.1&q=85&fm=jpg&crop=entropy&cs=srgb

Aplicaciones de segunda capa. Con la madurez de la blockchain, principalmente la de Bitcoin, han ido apareciendo soluciones para resolver las principales limitaciones de la misma. Entre otras estrategias, se han ido desarrollando las conocidas como aplicaciones de nivel 2. Estas aplicaciones se fundamentan en la robustez y seguridad de bitcoin para construir soluciones sobre ella que favorecen la escalabilidad o la velocidad que no son el fuerte de la cadena. Soluciones como Lightning o RSK sobre Bitcoin o Plasma sobre Ethereum van a seguir su desarrollo y pueden suponer que se superen obstáculos de cara a la explosión de las tecnologías blockchain.

Ethereum 2.0. El hito principal dentro de la otra cadena de referencia será el lanzamiento de la versión 2.0 de Ethereum, estimado para el primer trimestre de 2020. El cambio de un sistema de validación por prueba de trabajo (PoW) a un sistema de prueba de participación (PoS) se presenta como un terremoto cuyas consecuencias están aun por ver.

¿Será finalmente 2020 el año en el que veamos soluciones empresariales reales aprovechando la potencia de blockchain? ¿Será 2020 el año de hundimiento de algunas criptomonedas? ¿Veremos en 2020 una nueva ración de bull-market de Bitcoin a raíz del halving? ¿En 2020 veremos como despegan las STOs? … no tenemos respuesta para estas preguntas, pero sí sabemos que será un nuevo año apasionante en el mundo de las cadenas de bloques.

Ética digital y privacidad.

Con escándalos como el de Cambridge Analytica, aún en el recuerdo, el tratamiento de nuestros datos continuará siendo una gran tendencia en el mundo tecnológico en 2020.

La GDPR ya ha tomado efecto y todas las páginas web ya permiten la opción de seleccionar qué datos ofrecemos para su utilización, apareciendo soluciones basadas en la gestión de los datos privados y aumentando la consciencia que existe por parte de los usuarios.

Se convierte así la ética digital en uno de los campos que puede que tengan más futuro, debido a que nos enfrentamos a diversas situaciones nuevas que hasta ahora no habían tenido lugar y que exige una nueva horma de profesionales preparados para afrontar esta clase de retos.

Computación Cuántica

Los ordenadores cuánticos tienen cada vez un mayor nivel de desarrollo, permitiendo operar con los quantum bits o “qbits”, ofreciendo un modelo de escalabilidad exponencial y redefiniendo lo que se puede hacer en un ordenador. Prueba de ello, es la aparición de una frase dilapidaria:

Google anuncia la supremacía cuántica.

Un ejemplo de que la computación cuántica es una gran apuesta por parte de los gigantes tecnológicos, al realizar un cálculo que supera en varios órdenes de magnitud lo que le llevaría a un ordenador tradicional.

Aunque ha sido desmentido y no está completamente asegurado que hayamos alcanzado este punto, la computación cuántica es uno de los campos que más futuro tendrá y que puede proporcionarnos un cambio de paradigma en campos como la ciberseguridad.

5G: La revolución de la conexión

La llegada del 5G el pasado año ha permitido que se desarrollen nuevas capacidades. Ejemplo de ello es nuestra primera oficina piloto que ya opera exclusivamente en 5g.

Las velocidades que permite obtener esta red sin depender de cables, podrán habilitar nuevas realidades que hasta ahora eran imposibles debido a la necesidad de llegar mediante cables. Especial atención requiere el mundo de las «cosas» autónomas, ya que esta velocidad les permitirá conectarse con mayor agilidad y automatizar una mayor cantidad de procesos.

Deberemos de observar si se convierte en una tecnología de amplia adopción y redefine cómo funcionan la conectividad.

Un futuro tecnológico

2020 será un año en el que veremos cómo estas tecnologías cobran importancia y relevancia y, además, cada vez se producen más avances en el descubrimiento de las aplicaciones que convertirán las tecnologías en casos prácticos.

¡Veremos si nuestras predicciones se convierten en realidad en el futuro!

Artículos recientes que te podrían interesar

Design Sprint: Validando ideas en una semana

Design Sprint: Validando ideas en una semana

¿Cuánto tiempo tardas en validar una idea prometedora? ¿Meses? - Entonces deberías conocer el Design Sprint.Las ideas no deberían ser impuestas en el diseño de producto, si no que deberían ser validadas. Idealmente, toda solución sería testada un número infinito de...

El movimiento no-code. La democratización del software.

El movimiento no-code. La democratización del software.

Desarrollar aplicaciones o páginas web es algo únicamente reservado a desarrolladores/programadores. ¿no?El camino al producto no es único. De cara a realizar un producto, debemos pensar en la casuística que nos encontramos, puesto que dependiendo de ella, habrá...