Cómo mejorar el pitch de tu startup en cinco minutos

por | Jun 28, 2018 | Opinión

El Pitch es uno de los aspectos esenciales de una startup. En un tiempo muy limitado (usualmente 5 minutos), la empresa debe presentar tanto su idea, como su modelo negocio, equipo y métricas ante un público entre el que se puede encontrar alguno de sus futuros inversores.

 Es por eso que tener un buen pitch puede suponer la diferencia entre conseguir financiación y acuerdos comerciales o, simplemente, quedarse en una buena idea sin ejecución.

 En esta entrada os vamos a dar una serie de consejos, que sin ser máximas aplicables a todos los casos, sí son una serie de recomendaciones generales que pueden ser aplicadas en la mayoría de los casos. No obstante, en las startups una de las claves es sorprender, por lo que romper con estas reglas, a veces, puede ser efectivo.

Mantenlo corto.

Puede parecer una obviedad, pero en los pitch de las startups, el tiempo con el que se cuenta es realmente limitado. Por lo tanto, hay que especificar el tiempo que se dedica a cada apartado de antemano para no quedarse corto de tiempo y dejar cosas sin decir. Cuanto más breve mejor, hay que tratar de simplificar al máximo los conceptos para que sean más fácilmente inteligibles.

Estudia el público.

Intenta investigar acerca de quién será el público asistente a tu pitch. ¿Tienen un perfil más técnico? ¿Son más de ventas? Según a quién te dirijas, tu pitch deberá ser distinto, ya que quizá interese una descripción detallada de las características de tu producto a un tipo de asistentes, pero a otro tipo les interese más tu modelo de negocio. Cuanto más conozcas tu público, mejor podrás preparar tu pitch.

Entiende a tu competencia.

Para los inversores es útil descubrir cuál es tu competencia, en qué te vas a diferenciar y por qué lo vas a hacer mejor que ellos, haciendo que los clientes se dirijan a tu startup.

Números, números, números.

Los números son muy importantes a la hora de presentar un pitch de una startup. Puede que aún sea temprano para tener datos exactos, pero es fundamental dejar claros una serie de datos como el tamaño de mercado, el número de competidores, el CAC (si se ha testeado), etc. Cuanto más se detalle, mayor cantidad de recursos tendrá el inversor para calcular el riesgo.

Experiencia.

Si tienes experiencias relevantes en otras startups o en una empresa del sector, no te olvides de citarla. Un equipo experimentado en el campo de la startup puede ser seña de buena inversión y, al menos, dará tranquilidad a los inversores.

Propiedad intelectual.

Si tienes una tecnología única y disruptiva y la tienes patentada, puede ser una pieza central a la hora de presentar el proyecto. Tienes algo que nadie más va a poder replicar, convirtiendo a la startup un valor muy valioso.

Proyecciones realistas.

Unas proyecciones detalladas, con medidas y cálculos realistas, son clave a la hora de presentarse ante los inversores. Por lo general, suelen tener conocimientos en este tipo de proyecciones, por lo que exagerarlas no servirá de nada.

¿En qué se va a invertir el dinero?

Es muy importante que quede realmente claro para qué se va a utilizar el dinero de los inversores. ¿Más equipo?¿Márketing?¿Desarrollo de producto? Tener un plan y unas necesidades específicas de dinero mostrará confianza a la hora de invertir.

 Estas son algunas directrices generales con las que contar a la hora de perfeccionar el pitch de tu startup. La manera de presentar cada empresa es tremendamente particular y variable pero, siguiendo estas pautas, tendrás una buena base de la que partir.

▷ Nuevos canales en el Insurtech | Los Smartphones

Nuevos canales en el Insurtech: Los SmartphonesEl mundo asegurador ha estado siempre ligado a oficinas de grandes entidades, a negociaciones, arduos papeleos y trámites para poder dar de alta un nuevo seguro. Hasta hace poco no había ninguna alternativa para poder...