Grandes emprendedores: Tim Berners-Lee

por | Mar 20, 2018 | Opinión

Continuamos nuestra serie de entradas sobre los grandes emprendedores que dan nombre a nuestras salas con otro gran emprendedor, en este caso, Tim Berners Lee.

Nacido en Londres el 8 de Junio de 1955, la educación de Tim Berners-Lee fue dividida entre la “Emanuel School” de Wandsworth y el “Queen’s College” en Oxford, donde se graduó en física.

Además de la física, su otra pasión eran los ordenadores, montando su propio ordenador por partes y prohibiéndosele el uso de los ordenadores de la universidad por hackearlos.

Tras su graduación, en 1976, trabajó en varios proyectos de programación, hasta ser contratado como consultor/ingeniero de software en el CERN, el laboratorio de física de partículas de Ginebra, Suiza en 1980.  En este lugar fue donde Tim desarrolló su primer concepto de la World Wide Web, llamado “Enquire”, diseñado para llevar un registro de las investigaciones del CERN, pero nunca llegó a ver la luz.

Tras unos años de trabajar en otros proyectos, en 1984 vuelve al CERN para trabajar en sistemas distribuidos de tiempo real para sistemas de adquisición de datos científicos, pero frustrado por la mala organización y distribución de recursos científicos e información, Tim se centró en idear un espacio en el que los ordenadores de todo el mundo estuvieran conectados, permitiendo a los investigadores pasar de manera sencilla entre la información de otros compañeros, y consiguiendo información relacionada con su trabajo, además de permitir compartir sus descubrimientos con otros investigadores.

De esta manera, se podría incluso revisar en tiempo real el avance de las investigaciones de lugares lejanos. A diferencia del sistema del CERN, sería descentralizado, permitiendo que participaran distintos ordenadores, lenguajes de programación… Pero al presentar su propuesta, fue propuesta sin respuesta por el CERN en 1989.

Mientras, se puso a trabajar más a fondo en su proyecto, basado en el trabajo de 1945 de Vannevar Bush . El resultado fue el Hypertext Transfer Protocol (HTTP), que sería el lenguaje que los ordenadores utilizarían para comunicar documentos de texto por internet. Además, desarrolló un sistema de localización de documentos, en el que a cada documento se le asignaría una URL o “Universal Resource Locator). A finales de 1990, empleando un ordenador NEXT, la empresa de Steve Jobs, creó a finales de 1990 el primer navegador en versión cliente. Para ello, también tuvo que inventar el lenguaje HTML.

Al seguir sin respuesta del CERN, Tim montó su primer servidor WEB en 1991, y publicó la primera página web , despertando el interés de la comunidad, que pronto se dieron cuenta del potencial que tenía esta tecnología, llegando incluso al gobierno. La llegada de navegadores como Netscape o Internet Explorer terminaron por
popularizarlo.

Pero Tim Berners-Lee no obtuvo dinero por su contribución, si no que dedica su vida a hacer que la web sea accesible universalmente, sin patentes, creando el World Wide Web Consortium  (W3C) que ayuda a mediar entre los objetivos y conflictos de las empresas envueltas en el desarrollo de la Web y el desarrollo de estándares.

Actualmente, forma parte del 3Com Founders en el MIT y es un investigador en la misma universidad.

Por proporcionarnos una tecnología que a día de hoy es un derecho fundamental, Tim Berners-Lee se merece estar en nuestro centro de innovación.

Continuaremos en siguientes entregas.

Share This

Con el objetivo de prestarte un mejor servicio, esta web utiliza cookies. Con ellas sabemos, por ejemplo, qué uso has hecho de la web. Puedes desactivarlas en las preferencias de tu navegador y ampliar más información en nuestra política de uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar