Intraemprendimiento Corporativo. La “Blue Box”.

por | Jun 21, 2017 | Opinión

El primer paso del intraemprendimiento corporativo “ha sido fácil”. Ahora viene lo difícil. Bienvenido a la Blue Box.

Como comentábamos en nuestra entrada sobre la “Red Box”, es el primer paso en el intraemprendimiento corporativo. Pero hay que continuar.

“Dejas una “Red Box” detrás de ti, destrozada y derrotada. Permaneces de pie en silencio, reflexionando sobre el viaje que te ha llevado tan lejos y entonces caminas confiado hacia la luz que brilla delante de ti. Bienvenido a la Blue box.

Has llegado a una cima que muy pocos podrán ver. Sin embargo, en vez de orgullo, tu rostro refleja una clara determinación. El estrecho camino que tienes por delante es mucho más angosto que la senda que has dejado atrás. Aquellos que inician la “Blue box” no lo hacen para probar la caja.

Vienen a probarse a sí mismos.

Así es cómo nos da la bienvenida la caja azul, la “Blue Box”. El siguiente reto en el intraemprendimiento corporativo, según Adobe Kickbox. Atrás queda la “Red Box”, en la que se testaban las ideas, buscando un feedback real, para descubrir si tu idea tenía potencial. Ahora el reto es distinto.

Ya has conseguido infiltrar una idea en la organización. Has recorrido mucho camino por una senda amplia, y te conocen, saben quién eres y has recibido un feedback de tu idea. Tendrás dudas, muchas. Lógico, de eso se trata este nivel.

Ahora el paradigma cambia. No se trata de luchar en solitario contra el mundo con tu idea con “una espada y un escudo”. Ahora deberás convencer a tu empresa de que tu idea es sólida, y que no hay ninguna duda acerca de si tu producto será un éxito. Porque precisamente, la “Blue Box” tiene por misión despejar cualquier resquicio de duda que pueda existir sobre tu proyecto dentro de tu empresa. Pero no te preocupes, no estarás sólo en este camino.

Si en la “Red Box” se repartían a todos los participantes la misma cantidad de recursos y presupuesto, ahora cada “Blue Box” es diferente. No se pueden generalizar las necesidades de cada persona que llega hasta este nivel, es por eso que los niveles de la “Blue Box” serán diferentes a los de la caja roja. Si antes se podría asimilar a hacer una ruta turística con un guía, la “Blue Box” viene a ser como atravesar un bosque con únicamente indicaciones escritas en un mapa. Pero si antes estabas sólo, ahora tendrás personas dentro de tu empresa que te ayudarán en el camino, y que te proporcionarán los recursos, abrirán puertas y te guiarán a través de todo el proceso de la “Blue Box”

Las 4 fases de la “Blue Box”:

  • Fase 1: Ensamblar. Monta tu consejo asesor. Lo conformarán las personas que apoyan tu proyecto. Expertos de área y decisores que pueden ayudarte a hacer tu idea realidad. 
  • Fase 2: Identificar. Acuerda, con tu consejo asesor, cuáles son los riesgos e incertidumbres más significativos que pueden actuar como un freno a la hora de conseguir financiación.
  • Fase 3: Experimentar: Idea y lanza un experimento para generar los datos que necesita el consejo asesor para responder a sus preguntas y preocupaciones. Itera en el paso 2 y 3 tantas veces como necesites.
  • Fase 4: Luz verde: Hazlo real. La “Blue box” sólo se conquista cuando una idea recibe los fondos y recursos necesarios para lanzar el proyecto. 

 

Fase 1: Equipo! Un paso al frente 

Intraemprendimiento corporativo 1 EnsamblarEl primer paso es crear el consejo asesor de la “Blue box”. Será el equipo que guiará la actividad de aquí en adelante. Normalmente, tu “sponsor” de la “Red Box”, es el primer miembro de tu consejo.
El consejo debe incluir a las personas que te puedan proveer de recursos y credibilidad necesaria para transformar tu proyecto en un producto real. Esto requiere que reclutes a uno o más ejecutivos de tu área y, quizás, expertos técnicos y otros miembros influyentes de la organización.

Como mínimo, los miembros del consejo deben comprometerse a tener una reunión al mes para dar
respuesta a los avances y guiar la investigación en curso. Ahora mismo están interesados en tu proyecto. Tu trabajo consiste en convertir ese interés en compromiso. ¿Cuántas personas debe tener tu consejo asesor? Tantas como necesites. Algunos equipos de la “Blue box” sólo han tenido un miembro, pero muchos otros están formados por dos y tres personas.

Fase 2: Identificando los riesgos.

Intraemprendimiento corporativo 2 identificarLos datos que obtuviste mientras trabajabas en la Red box son lo suficientemente intrigantes como para que tu sponsor quiera saber más. Ahora que tu consejo asesor ya está formado, lo primero que deberás hacer es definir, con su ayuda, qué significa exactamente ese “saber más”.
Reúnete con los miembros de tu consejo para discutir los riesgos e incertidumbres de tu proyecto. Debéis acordar cuáles son los más relevantes para testarlos en primer lugar. Para identificarlos, puedes empezar por preguntar lo siguiente a los miembros de tu consejo:

“¿Cuál es la cuestión primordial que os impide dar luz verde al proyecto en este momento?”

Cuando el consejo se haya puesto de acuerdo acerca de esta cuestión, consensúa con ellos qué datos tienes que obtener para resolverla. Si necesitas recursos adicionales para llegar a estos datos, pregúntales quién puede facilitártelos. A continuación, es hora de volver a ponerse en modo científico loco.

Fase 3: Experimentando

Intraemprendimiento corporativo 3 experimentarEs momento de descolgar la bata de laboratorio y sacar el científico que llevas dentro. ¡Es momento de experimentar! El objetivo es generar información no sesgada, de la manera más barata y rápida posible, para responder a preguntas y dudas que  surjan en el consejo asesor.

Al contrario de lo que pasaba en la Red box, no existe un mapa para el terreno en el que te encuentras. Cada proyecto tiene sus preguntas, que requieren experimentos creativos.
Recuerda que estás intentando medir el comportamiento real. Si estás bloqueado, habla con tu mentor de Kickbox sobre ejemplos de experimentos.

No intentes hacer un único experimento que responda a todas las preguntas. Piensa en pequeños experimentos y enfócalos de manera que cada uno te proporcione información para el siguiente. Recuerda que un resultado negativo podría ser un éxito. De hecho, el equipo y tú debéis estar muy atentos a los sesgos si tus experimentos dan los resultados que esperabas.

En cuanto hayas completado los experimentos, comparte los datos con tu consejo asesor y repite el paso 2 tantas veces como sea necesario

Fase 4: Luz verde 

Intraemprendimiento corporativo 4 Luz verdeEl cuarto y último nivel de la “Blue box” es simple. Pero también es más duro que todo el resto juntos porque incluye todos los pasos anteriores. La “Blue box” se completa cuando el proyecto recibe los fondos y recursos necesarios para convertirse en un proyecto del portafolio y acaba en la planificación del ciclo de vida de productos estándar de la compañía.

Has completado tu viaje de innovación. Pocos se atreven a probarse a sí mismos con los retos que este camino conlleva inevitablemente. Pocos pueden decir que han llegado hasta el final. Saborea por un momento la victoria, ya que durará poco. Tu siguiente idea innovadora comienza a fraguarse en tu cabeza y de nuevo, habrá una “Red Box” preparada con tu nombre escrito en ella para que vuelvas a empezar…

Intraemprendimiento corporativo: La “Blue Box” y la empresa:

 

Intraemprendimiento corporativo caja azulEstas 4 fases del intraemprendimiento corporativo en la caja azul no son más que una guía. Una parte de la responsabilidad de la empresa que se atreve a emprender es ayudar a los que hayan superado la caja roja en todas las fases de sus proyectos. La “Blue Box” requiere dedicación y compromiso por parte de la empresa, han de facilitarle la vida en la medida de lo posible e intentar conseguirle todos los recursos necesarios.

No hay un tiempo específico para completar la “Blue Box”, cada caso es un mundo. Algunas cajas necesitarán sólo un experimento para aclarar todas las dudas que se tengan. Otras necesitarán de muchos más. No hay camino correcto o erróneo.

Nadie garantiza que una “Blue Box” salga adelante. Sólamente el trabajo duro, resolver las dudas y finalmente conseguir los fondos y recursos necesarios para llevar adelante tu proyecto conseguirá que tu proyecto pase a ser uno más de la empresa. La luz verde te dará ese reconocimiento, después de un trabajo muy duro.

En siguientes entradas, hablaremos acerca de la implantación dentro de una empresa, y sus retos particulares.

Share This

Con el objetivo de prestarte un mejor servicio, esta web utiliza cookies. Con ellas sabemos, por ejemplo, qué uso has hecho de la web. Puedes desactivarlas en las preferencias de tu navegador y ampliar más información en nuestra política de uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar