Las 5 métricas clave para la inversión en una startup

por | Jul 25, 2019 | Opinión |

A la hora de invertir en una startup, hay muchos factores que son necesario valorar para decidir si finalmente se realiza una inversión en la misma. Dependiendo de la etapa en la que se encuentre la startup, serán más relevantes unas u otras, estando influido también por el tipo de negocio que sea el que se está analizando.

Es por ello, que en esta entrada, os contaremos cuáles son las 5 métricas clave que deberías vigilar si quieres invertir en una startup, o si como startup estás buscando inversión, en qué deberías poner el foco.

Las 5 métricas clave:

 

CAC: (Customer adquisition Cost), o ¿cuánto te cuesta captar un cliente?. El CAC es una representación del dinero que es necesario invertir por parte de la startup para captar a un cliente. En esta métrica deben incluirse todos los factores que tengan que jugar un papel relevante dentro de la captación, desde la inversión en captación por medios digitales como puede ser la publicidad en Facebook o el gasto en Google Ads, a la inversión en medios offline, como puede ser imprimir folletos o acudir a eventos para captar clientes. Si tienes una persona dedicada exclusivamente a la captación, deberás incluír el salario a la hora de calcular esta métrica.

Para calcularla es realmente muy sencillo:

CAC = Gasto total en captación / nº clientes captados.

 

LTV: (Lifetime Value) o valor de un cliente a lo largo de la vida (con la startup). Esta métrica, de la que os hablábamos en anteriores entradas, es un reflejo de cuánto beneficio se obtiene de un cliente a lo largo de toda la vida con tu startup. Es un reflejo de cuánto dinero se consigue obtener de media de un cliente. En caso de que sea un modelo de suscripción, por ejemplo, se calcularía como el número de mensualidades medias que se queda un usuario por el coste de la suscripción anual.

Es importante saber que realmente, el valor numérico de ambas métricas no es relevante, si no que lo importante es que el LTV sea superior al CAC y cuanto mayor sea esta superioridad, más positivo para la startup, ya que obtendrá mayores rentabilidades que les permitirán reinvertir en hacer crecer el negocio.

 

«La diferencia entre el LTV y el CAC ofrecerá una visión clara y rápida de la rentabilidad de la startup. El objetivo es que esta diferencia sea lo mayor posible para poder reinvertir»

Facturación: Esta métrica prácticamente se explica sóla. ¿Cuánto dinero factura tu startup?. El valor adecuado para esta métrica dependerá de la fase de la misma, ya que para una startup muy seed, probablemente no tenga mucho sentido hablar de facturaciones elevadas, pero en proyectos más asentados, se convierte en una de las métricas principales a valorar. Una facturación elevada por parte de la startup, será una garantía para el inversor de que la startup va camino de convertirse en un negocio rentable, y por lo tanto tiene menor riesgo la inversión.

 

Burn Rate: El ratio al que la compañía pierde dinero. Habitualmente es expresada en formato mensual y es una representación de cuánto dinero gasta una startup en ese periodo, incluyendo sueldos, gastos en marketing…. etc.  Es un indicador de la velocidad con la que la startup consume los fondos. Es una métrica muy relevante para los inversores puesto que refleja de manera muy precisa cuánto tiempo de «vida» tiene la startup al recibir la inversión.

 

Tamaño total de mercado (TAM): Esta métrica es un reflejo de cuál es el tamaño total del mercado al que se dirige la startup, y permite al inversor tener una buena visión de cuál será aproximadamente el potencial de crecimiento de la startup. Si el tamaño del mercado al que se dirige es demasiado pequeño por ser demasiado nicho, puede que no sea tan interesante para un inversor. Esta métrica se puede dar de muchas formas, pero habitualmente se expresa en millones de €/$.

 

Estas son 5 de las métricas más relevantes de manera general para una startup, pero dependiendo de cuál sea el tipo de startup podrán variar, por ejemplo en un Saas, el Churn Rate (Tasa de «quema» de clientes) es un factor muy relevante, mientras que en otro tipo de startups puede no tener sentido. Por lo tanto, cada startup deberá tener preparadas sus métricas clave adicionales, además de las que citamos en este artículo.