Más allá de la realidad virtual: realidad aumentada y realidad mixta

por | Jul 17, 2018 | Opinión

La realidad virtual es una tecnología que lleva años siendo tendencia, como os contábamos en nuestras entradas sobre ello. Es un campo en el que se han producido numerosas innovaciones en los últimos años. En esta entrada haremos un breve repaso por las principales tendencias y características.

Realidad virtual

La realidad virtual es toda aquella tecnología que permite simular una experiencia sensorial completa dentro de un ambiente completamente artificial, sin relación ni interacción ninguna con el entorno real.

Esto se consigue normalmente gracias a unas gafas (que pueden ser de muy diversas configuraciones) y unos auriculares que permiten llevar a cabo esta inmersión en el mundo virtual. El hardware de estas gafas consiste, básicamente, en una pantalla situada cerca de los ojos.

Actualmente las gafas de VR que hay a la venta son de dos tipos: las que la pantalla es un smartphone adaptado para ello, como es el caso de las Gear VR; y las que tienen su propia pantalla, como las conocidas Oculus Rift.

Las gafas de VR cubren completamente los ojos de manera que sólo veamos el contenido de la pantalla, aislandonos del exterior. Éstas tienen unos sensores que reconocen los movimientos que realizamos con nuestra cabeza de manera que estos se correspondan con los movimientos que percibimos en el mundo virtual que se nos proyecta en la pantalla. Los auriculares también favorecen la experiencia de inmersión ayudando a orientarnos según la procedencia de los sonidos. Dependiendo del modelo incluyen mandos para interactuar con objetos o navegar por menús. 

Realidad aumentada, ¿qué es eso?

PokemonGo supuso el primer acercamiento de mucha gente al mundo de la realidad aumentada, casi sin saberlo.

La realidad aumentada se diferencia de la realidad virtual en que se basa en complementar el entorno real con elementos virtuales. En lugar de generar una experiencia ajena a la realidad, la realidad aumentada se centra en ver la realidad que tienes a tu alrededor reproduciendo sobre este entorno objetos, animaciones o datos. El ejemplo de PokemonGo es realmente ilustrativo.

Especialmente conocidas fueron las Google Glass, que superponen información sobre las imágenes superpuestas a través de su cristal transparente.

La realidad aumentada es fácilmente implementable en dispositivos móviles (volvemos una vez más al ejemplo de PokemonGo). La experiencia no depende tanto de tener unos auriculares ni mandos de control.

En el caso de las Google Glass aunque no tuvieron inicialmente la repercusión esperada en el mercado, están teniendo últimamente un auge en entornos industriales, donde ofrecen un potencial increíble. Imaginemos al trabajador de una fábrica encargado del mantenimiento cuando realice la reparación de una máquina, las gafas podrían detectar la pieza que se debe reponer y, en un golpe de vista, se podría consultar el manual o ver una simulación de su instalación, todo mientras está operando en la propia máquina. Asombroso, ¿no?

Para usos como el anteriormente citado parece que destacan en el mercado las HoloLens de Microsoft que, por unos 3000 dólares, se enfocan a este tipo de experiencias interactivas dinámicas más que a navegación y muestra de displays como es el caso de las Google Glass.

 

Realidad mixta, la última vuelta de tuerca

La realidad mixta es una mezcla entre la realidad virtual y la aumentada. Ofrece las funcionalidades de ambas tecnologías en un único dispositivo. En este caso el Acer Mixed Reality ha tenido una repercusión especial.

La importancia de esta tecnología es que en único dispositivo ofrece la posibilidad de realidad virtual (inmersión en mundo digital), realidad aumentada (interacción con objetos digitales en entorno real) y una tercera funcionalidad disruptiva que es propiamente la realidad mixta: poder interactuar con objetos reales dentro del mundo virtual; algo así como una realidad virtual aumentada.

Para ilustrar mejor el concepto, veamos un ejemplo. Estamos inmersos en un entorno virtual (pongamos un videojuego) y queremos beber un vaso de agua sin tener que salir del mundo virtual; la realidad mixta superpone el entorno real (mesa, brazo, vaso, etc.) sobre el mundo virtual (videojuego), haciendo que las acciones producidas en el mundo real, tengan su equivalente en el mundo virtual.

¿Hacia dónde vamos?

 

El avance de estas tecnologías es vertiginoso, y su potencial es increíble, pero como todo, el éxito dependerá de la acogida que tenga en la gente, y eso pasa por las soluciones o experiencias que realmente aporten a las personas en su vida.

Drones: de los seguros tradicionales al Insurtech

El sector asegurador está cambiando de manera inevitable. Las nuevas tecnologías arrastran a las compañías aseguradoras tradicionales hacia una obligada transformación digital y están generando la proliferación de todo un ecosistema Insurtech que cada vez está ganando...