¿Qué es el clientecentrismo? Te lo explicamos en 5 minutos.

por | Abr 5, 2018 | Opinión

En el mundo de las startups y de las grandes empresas hay una tendencia que lleva al alza desde hace mucho tiempo. El “clientecentrismo”.

El clientecentrismo no es más que una filosofía empresarial de negocio que tiene por finalidad empoderar al  cliente y situarlo en el centro del proceso de desarrollo de un servicio o producto.  

Supone un nuevo modo de ver la relación entre el negocio y el cliente, que permite cambiar el paradigma tradicional de presentar productos y buscar el cliente adecuado, para pasar a uno nuevo en el que se inviertan los papeles y se presenten productos o servicios que sean adecuados para los clientes. 

Este método o filosofía busca incorporar al cliente en todas las fases de desarrollo de un producto o un servicio: desde las fases de concepción, donde se incorporan los clientes mediante distintas técnicas para prever sus gustos o intenciones, hasta la fase después del lanzamiento del producto al mercado, en el que se escuchará el feedback para saber lo adecuado que sea el mismo y qué aspectos mejorar.  

Esta tendencia se vio reforzada por la aparición de metodologías como Lean Startup y Design Thinking, de las que ya os hemos hablado en anteriores entradas, y que buscan proporcionar metodologías y técnicas para poder saber cuáles son los gustos de los clientes y cuál es la mejor manera de llegar hasta ellos para ofrecer un producto interesante. 

 Esta filosofía tiene varias ventajas. La más destacada es que al escuchar al cliente en las etapas tempranas de desarrollo, se puede pivotar de manera mucho más rápida, en un momento en el que los cambios en el desarrollo del producto no suponen tantos gastos como en etapas posteriores.  

Además, permite iterar sobre productos actuales del mercado, escuchando el feedback de los clientes para saber qué partes son las que los usuarios, que finalmente van a ser los que dicten el éxito o no de un producto, valoran más y cuáles necesitan mejorar.  

Situar al cliente como centro del proceso supone una ventaja para las distintas empresas que adopten esta filosofía, como por ejemplo ABANCA. 

En las entradas que hemos realizado acerca del Design Thinking os dejaremos distintas técnicas que aplicar para poder aplicar el clientecentrismo de manera correcta:


Las landing page de las grandes compañías

Siguiendo con el contenido dirigido a las landing page, a veces se puede tener la sensación de que una landing ha de ser un elemento visual cuidadosamente diseñado, y algo a lo que se le debe dedicar mucho tiempo hasta conseguir una versión perfecta. Sin embargo, lo...