¿Qué es un consorcio de Blockchain? ¿Cuál es su utilidad?

por | Jul 18, 2019 | Opinión |

Blockchain es una tecnología que, por definición, necesita la colaboración para ser efectiva, razón por la que las compañías han comenzado a trabajar de manera conjunta para explorar las ramificaciones de esta tecnología.
Las plataformas tienen una peculiaridad: no ofrecen valor de manera lineal. Si no hay muchos usuarios que la adopten, no ofrecerá valor a los usuarios, haciendo que nuevos usuarios no quieran introducirse. Se produce así un círculo vicioso.

Blockchain es un claro ejemplo de tecnología en la que la unión hace la fuerza. Un gran número de compañías que buscan desarrollar e implementar soluciones de negocio basadas en blockchain están haciéndolo a través de consorcios, grupos de compañías que se juntan para establecer unos estándares que permitan desarrollar nuevas infraestructuras.

Los libros mayores distribuidos son herramientas de trabajo b2b, lo que hace que tenga sentido que la colaboración sea parte de su modelo. Establecer estándares y desarrollar infraestructuras es mucho más eficiente si se realiza a través de consorcios y cada miembro colabora en el desarrollo de una plataforma común.

Dos tipos de consorcio de blockchain: negocio vs tecnología

Hay dos tipos claramente orientados de consorcios, según la orientación del mismo: negocio o tecnología.

Los consorcios de negocio buscan crear una plataforma de blockchain operativa, que busque resolver un problema concreto del negocio, común a todos los actores del mismo. Los consorcios de tecnología buscan desarrollar una plataforma de blockchain reutilizable.

Los consorcios de negocio buscan crear una plataforma de blockchain operativa, que busque resolver un problema concreto del negocio que sea común a todos los actores del mismo. Tiene sentido que, si se quiere desarrollar una solución que ayude a mejorar la seguridad de las transacciones, los bancos estén interesados en participar en el mismo.

Sin embargo, los consorcios de tecnología buscan desarrollar una plataforma de blockchain reutilizable basados en estándares tecnológicos. Por ejemplo, Hyperledger, un esfuerzo colaborativo open-source creado para avanzar las tecnologías blockchain a través de las industrias”, incluyendo miembros relevantes dentro de distintas industrias.

Por último, existen algunos consorcios que combinan ambos tipos de iniciativas, como puede ser R3, que incluye a los 80 actores más relevantes del ecosistema financiero, que publicaron su plataforma Corda en 2017.

¿Por qué unirse a un consorcio?

 

Las ventajas de unirse a un consorcio son evidentes por parte de las empresas que forman parte de uno: aunar esfuerzos para hacer desarrollos conjuntos en una tecnología disruptiva.

Al no haber todavía definidos estándares a la hora de desarrollar soluciones en este tipo de tecnología, que aún está en sus primeras fases, el definir entre los participantes de un consorcio una serie de mínimos, reglas y procesos para desarrollar, hace que el esfuerzo conjunto de resultados mejores a la suma de los esfuerzos individuales, posibilitando un nuevo horizonte de soluciones.

El usuario también se beneficia, ya que a través de los resultados de estos desarrollos conjuntos consiguen tener herramientas estándar para implementar sus soluciones en blockchain, como puede ser Fabric, de Hyperledger que se está convirtiendo en la plataforma de desarrollo de iniciativas blockchain por excelencia.

Iniciativas de consorcio de blockchain se están convirtiendo en realmente populares entre la comunidad interesada en el blockchain, habiendo actualmente más de 40 consorcios. Uno de ellos es Alastria del que os contamos un poco más en esta entrada sobre la inauguración del Eco en Galicia.

En el futuro veremos si se adoptan más medidas como esta para el desarrollo del blockchain a nivel nacional.