Conoce los 5 errores que debes evitar cuando tu startup busque inversión.

Cuando estás realizando un pitch de cara a inversores, el objetivo es claro: Conseguir la inversión. Muchas veces estas situaciones están dominadas por la intuición y la experiencia, el saber adaptarse a cómo va la conversación y haber pasado por varios pitches a inversores.

Sin embargo, hay una serie de errores que son fáciles de cometer, que se ven repetidamente en muchos proyectos y que pueden hacer que automáticamente una startup quede descartada por parte del inversor.

Tener un plan demasiado conservador:

Un negocio puede ser un gran negocio, pero sin embargo no tener el perfil de “invertible”. Los inversores buscan entrar en proyectos en los que puedan obtener en un plazo razonable (según las condiciones en las que entren) rentabilidad.

No debemos olvidar que un inversor, especialmente un VC, espera obtener un retorno de aproximadamente 3x la inversión inicial. Y hay negocios que tienen un modelo muy sostenible, un buen encaje con mercado y una propuesta de valor potente, pero no encaja dentro del potencial de escalabilidad que busca un inversor.

Y no es necesariamente malo, ya que para ese tipo de negocios existen financiaciones alternativas, simplemente el canal no es el apropiado.

Tener un plan demasiado ambicioso:

Por el contrario, un plan que multiplique por 10 o 100 la facturación anual, puede que sea demasiado ambicioso de plantear, cuando únicamente hay métricas de 1 mes del producto y 100 clientes.

 

Los inversores buscan entrar en proyectos en los que puedan obtener en un plazo razonable (según las condiciones en las que entren) rentabilidad.

Es cierto que los inversores buscan startups que tengan mucho potencial de crecimiento, pero hablar de cifras demasiado elevadas, puede hacer que el inversor pierda credibilidad. Intenta basar tus perspectivas de crecimiento en los datos que tengas de tu startup, pero nunca los exageres.

Mentir:

(O más bien edulcorar mucho la realidad). Si un inversor descubre que lo que vendes como “un proceso completamente automatizado” es en realidad un back office haciéndolo manualmente, lo más probable es que no inviertan.

Si bien se puede edulcorar un poco la realidad del momento actual de la startup o de cómo funciona, exagerar en este campo (o directamente mentir) puede hacer que se cierre la oportunidad de inversión.

No conocer el mercado:

Este es uno de los errores más frecuentes. “No tengo competencia” es una de las frases que se escuchan en bastantes (demasiadas) startups, sobretodo en fases tempranas. Ante esto tenemos dos alternativas:

  • O bien el problema no es suficientemente importante como para resolverlo (y que alguien pague por ello)
  • O bien, no has investigado lo suficiente el mercado (lo cual es aún peor).

Competencia siempre habrá, ya sea directa, indirecta, en otros países o en otras áreas. Aunque no hagan exactamente lo mismo que tu startup, tendrás que competir por clientes con ellas. Por lo tanto conocer el mercado mejor que el inversor debe ser un aspecto clave en la presentación de tu startup.

No ser capaz de explicar la propuesta de valor:

Si en media hora con un inversor que está haciendo un gran esfuerzo en entender tu proyecto, que tiene experiencia tras haber visto más proyectos y que tienes cara a cara, no eres capaz de transmitir adecuadamente lo que hace tu startup, ¿cómo vas a ser capaz de transmitirlo a los clientes?

Una propuesta de valor clara es parte indispensable de una startup, debe ser clara y sencilla, así como recordarse fácilmente, ya que de eso dependerá que los clientes lo entiendan, y consecuentemente decidan optar por tu producto como solución a su problema.

¿Realmente suceden estos errores?

Lo cierto es que estos errores pueden parecer demasiado sencillos como para que sucedan en el mundo real, pero la experiencia nos dice que este tipo de historias son comunes dentro del sector.

Conocer errores de antemano que otra gente haya cometido, te puede ahorrar mucho tiempo a la hora de hacer crecer tu startup, y es ahí donde programas como el nuestro, te pueden ayudar a la hora de enfocarte de cara a conseguir inversión. Recuerda que puedes aplicar hasta el 19 de Noviembre en nuestra web:

Artículos recientes que te podrían interesar

OKR: Midiendo lo que importa

OKR: Midiendo lo que importa

OKR: Cómo fijarse objetivos y cumplirlos. Conoce la metodología de empresas como Google.Comienza el año 2020 y suele ser un momento en el que los equipos, las empresas y las personas deciden emprender cambios en su vida tanto personal como profesional, o simplemente...

Tendencias tecnológicas para 2020

Tendencias tecnológicas para 2020

2020 acaba de empezar, y hay ciertas tecnologías que actualmente están en boca de todo el mundo, y que continúan (ya desde 2018 lo venimos diciendo) estando de total actualidad.El lado "autónomo" de las cosas. Conseguir que los elementos inertes se conviertan en...

Lean Startup, historias de éxito y de fracaso

Lean Startup, historias de éxito y de fracaso

Lean Startup es una metodología ampliamente adoptada. Te contamos casos de éxito y fracaso en su adopción. Lean Startup es una de las metodologías de trabajo que más polariza a las empresas. Por un lado, por su manera transgresora de cambiar la manera tradicional de...