Los tipos de blockchain: pública, privada o consorcio, explicados

por | Feb 5, 2019 | Opinión

Hay 3 tipos de blockchain: públicas, privadas o de consorcio. Cada una tiene sus particularidades, que te detallamos en esta entrada.

Lo habitual es pensar que existe únicamente un tipo de Blockchain, especialmente si la clarificación entre Bitcoin y Blockchain aún es necesaria. Pero en realidad, existen tres tipos distintos de blockchains, que explicaremos en esta entrada, de manera muy sencilla:

  • Blockchain Pública.
  • Blockchain Privada
  • Consorcio, o red permisionada.

Las redes de blockchain públicas:

Las redes de blockchain públicas tienen tres características definitorias:

  1. Cualquier persona puede descargarse el código y administrar un nodo público en su máquina local, validando transacciones en la red y participando en el proceso de consenso, lo que hace que cualquiera tenga derecho a participar en el proceso de qué bloques se introducen en la cadena.
  2. Cualquier persona puede realizar transacciones en la cadena. Cualquier transacción válida será añadida.
  3. Cualquier persona puede acceder y ver las transacciones utilizando un explorador de bloques, sin embargo estas transacciones, aunque públicas, son anónimas.

Este es el tipo de red de blockchain mayormente asociado a las criptomonedas, basadas en el concepto de Prueba de trabajo (Proof of Work), los protocolos de consenso son públicos, implicando que puede participar cualquier interesado. Ejemplo de este tipo de blockchain son Bitcoin, Ethereum, Monero, Dash, Litecoin…

Como ventaja, las redes públicas de blockchain permiten que cualquier actor pueda participar y emplearlas para crear nuevos modelos de negocio, pudiendo reducir incluso costes en algunos casos muy particulares, como por ejemplo las DApps.

Las redes de blockchain privadas.

El segundo tipo de redes blockchain son las privadas.

Podemos pensar en las redes privadas como una red blockchain sin las características públicas de la misma. En las redes privadas, los permisos de escritura están restringidos a una organización. En cambio las de lectura pueden estar abiertas al público o restringidas hasta el punto que se quiera.

Las aplicaciones en las que una red privada de blockchain son útiles son muy distintas, por ejemplo, administración de base de datos o auditoría, que son utilidades muy restringidas a una compañía y que probablemente no sea interesante que las personas públicas puedan acceder. Se pueden crear pequeños grupos de empleados que pueden verificar las transacciones de manera interna, pero esto conlleva riesgos de seguridad como cualquier sistema centralizado. En ese aspecto no presenta ventaja.

Sin embargo, existen ciertos casos de uso que pueden escalar mejor y ajustarse a las exigencias de privacidad y seguridad de los gobiernos. Tiene sus ventajas y desventajas y aún no está muy claro si tendrá aceptación dentro de las grandes empresas, ya que no ofrece por sí ventajas intrínsecas.

Las mayores ventajas pueden ser simplificar flujos complejos de administración de datos y reducción de costes.

Redes de consorcio o permisionadas.

Una red de consorcio toma prestadas partes de las públicas y las privadas.

Puedes pensar que son una especie de redes privadas “un poco públicas”. En las redes de consorcio, el “poder” no reside en una entidad singular, si no que está dirigida por el liderazgo de un grupo. Podemos definirla entonces, como una red privada para un grupo de compañías o entidades.

A diferencia de las blockchain públicas, las redes de consorcio no permiten que cualquier persona con internet participe en el proceso de verificación de transacciones.

Tienen la ventaja de que son más rápidas (al no necesitar una proof of work que “rete” a los usuarios) y tienen mayor escalabilidad y privacidad de las transacciones.

El mecanismo de consenso es mantenido por una serie de nodos que han sido pre-seleccionados y que cuentan con la confianza de manera previa, ya que son parte de las entidades que forman el consenso. La diferencia con las privadas, es que estos nodos preseleccionados no forman parte de una sóla compañía.

Sus posibles aplicaciones son especialmente útiles en el sector bancario, imaginemos un consorcio de 15 instituciones financieras, que representan cada una un nodo. Para que una transacción sea válida, debe ser aprobada por al menos 10 de ellas (por poner un ejemplo). Sin embargo este registro podría llegarse a hacer público, o al menos conceder permisos para acceder a la misma.

Son ejemplos de esta tecnología los consorcios como r3, que emplea CORDA.

¿Qué tipo de Blockchain debería usar?

La respuesta dependerá de cada caso específico. Habrá casos de usos en los que una red pública será la solución, o sea más eficiente acceder a una red permisionada o incluso privada. El futuro nos lo dirá

¿Es Blockchain el nuevo internet?

      ¿Se convertirá Blockchain en una tecnología que tenga tanto alcance como Internet? La tecnología de Blockchain llega para asentarse en el mercado. Como comentábamos en anteriores entradas, 9 de las 50 fintech más importantes según Forbes tienen como principal...

Los 3 mitos sobre la PSD2 (Que no son ciertos)

Con la entrada en vigor de la PSD2 a principios del 2018, surgieron muchas dudas en el entorno financiero y el sector fintech. Destacamos 3 mitos habituales, que no podrían estar más lejos de la realidad. Comenzaremos por uno de los mitos más relevantes al sector...

Comparte si te gusta: